La Segunda Guerra Mundial es sinónimo de destrucción, muerte y atrocidades, pero también de estrategia, nuevos proyectos militares e innovación. Es esta innovación para cubrir las necesidades militares la que va permitir la creación de una serie de planeadores (que en muchos casos no pasaron de meros proyectos) nunca antes vistos, como el japonés “Maeda Ku-6” en el que nos detendremos.

Maeda-Ku-6

Maeda Ku6

Pero, ¿qué necesidades vendrían a cubrir estos nuevos e innovadores proyectos dentro del marco de la Segunda Guerra Mundial?.

En la década de 1930 existe una problemática importante acerca del transporte aéreo de las unidades militares pesadas por dos motivos principales:un primer motivo surge de la inexistencia de aviones lo suficientemente amplios y robustos para el transporte de tanques y un segundo motivo quizá mas destacado. No era realmente imposible el diseño y creación de un avión que supliera estas características, pero, en tiempos de guerra es realmente una problemática una aeronave de gran tamaño, no solo por su vulnerabilidad, sino por la necesidad de una gran infraestructura y personal para manejarla. En definitiva, unas instalaciones especiales de las que se carecía durante las invasiones.

Fruto de esta problemática y de estas necesidades se comienzan a explorar soluciones, de una de ellas nos hacemos eco en VueloyVela: reconvertir durante el vuelo a los blindados en planeadores y remolcarlos.

Uno de los primeros proyectos nacerá en Japón. Corría el año 1939, hacía apenas dos años que el imperio nipón se había embarcado en la Segunda Guerra Sino-Japonesa, atacando ferozmente China desde su plataforma en Manchuria y el Instituto Aeronáutico de la Universidad Imperial de Tokyo comienza los estudios del Maeda Ku-6, del que finalmente se construirá una sola unidad.

Maeda Ku-6

Maeda Ku-6

El diseño se ciñó a las exigencias que el Comando de Transporte de Tropas necesitaba: mover vehículos blindados de combate a lo largo de grandes distancias sobre las islas. La solución fué equipar a los tanques con alas y empenaje y con la posibilidad de que el vehículo se desprendiera rápidamente de todo ello para poder entrar en acción como vehículo terrestre.

La compañía Maedo Koken Kogyo se encargará de la construcción del planeador y Mitsubishi, JP del blindado. El primer y unico prototipo se construirá en el último año de la Segunda Guerra Mundial, 1945, por lo que finalmente el proyecto y fabricación en serie quedaría suspendido.

En un primer momento, el conjunto fué bautizado como Maeda Sora-Sha (“Vehículo aéreo”), para finalmente tomar el apelativo de Maeda Kuro-Sha (“Vehículo negro).

A continuación, las especificaciones técnicas:

Envergadura. 21,94 metros

Superficie alar. 60,30 m²

Alargamiento. 7,98

Carga alar. 58,04 kg/m²

Peso en vacío. 698 kg

Peso máximo al despegue. 3943 kg

Proyectos similares fueron el ruso Antonov A-40 Krylya Tanka (“alas de tanque”) y el británico Slingsby-Baynes Bat (“alas de murciélago”).

Baynes_Bat

El Baynes Bat, creado por LE Baynes en torno a 1941, fué pionero en el diseño de planeadores sin cola, según Baynes, excepcional para la conversión de tanques en veleros temporales.

Slingsby Baynes Bat

Slingsby Baynes Bat

Por otro lado, el Antonov A-40, surgió para solventar un problema concreto a la hora de trasladar los tanques al campo de batalla.

Tupolev TB3

Tupolev TB3

Los rusos “ataban” tanquetas T-27 bajo los bombarderos pesados TB-3, sin embargo, la tripulación de los tanques no caía a tierra con ellos, por lo que en muchos casos no era efectivo abadonarlos en el campo de batalla, la solución, crear planeadores biplanos comandados desde el mismo tanque.

Antonov-A40 vuelo y vela

KT40artworknice

El A-40 fué remolcado en vuelo por un TB3 en Septiembre de 1942 pero, por la excesiva resistencia que ofreció, fué desenganchado antes de lo previsto. Contra todo pronóstico, el famoso piloto de vuelos experimentales Sergej Anochin consiguió aterrizarlo sin mayor problema. Finalmente, el proyecto fué abandonado por la imposibilidad de los remolcadores de generar una velocidad mínima necesaria de 160 km/h.

www.VueloyVela.com