"La Tijera Feliz". Fachada en ruinas

Project Overview

“La Tijera Feliz”, uno de esos negocios de ambiente lésbico, perdidos, abandonados y entristecidos por el tiempo y las pocas ventas, llevó, a finales de 1992, al cese y cierre definitivo del negocio. Sin embargo, la fachada quedó como un recuerdo degradado por el tiempo, un tiempo que sin duda, da cierto encanto al envejecer edificios.

He aquí el proceso de construcción, sencillo, y sobre todo, barato. Además, veremos un pequeño truco a la hora de fotografiar para conseguir sin retoques, una fotografía “real”.

Los materiales a utilizar:

-Cartón Pluma

-Pinturas

-Pinceles

-Restos de Kits de otras construcciones

-vegetacion artificial

-Cola de contacto

-Madera de balsa (O cualquier madera blanda)

Construcción y detallaje

El trabajo de reproducción e invención de esta fachada lo iniciamos con un recorte de cartón pluma. Nosotros lo teníamos a mano en casa, pero es bastante económico, en torno a 3 € una plancha de 1m x 50cm.

1. Con un par de reglas y un Cutter, realizamos los cortes para conseguir la forma deseada; en este caso, un rectángulo, sin embargo, la forma no es importante, podeis dar la que querais, con varias puertas, ventanas, plantas, etc. Nosotros nos hemos decidido por una única puerta industrial de madera en el centro.

Material Carton pluma, regla y cutter

2. El cartón pluma está formado por tres capas, dos de papel y una en el centro de “espuma” que es sobre la que queremos trabajar. Por tanto, el siguiente proceso es retirar el papel. En muchas ocasiones es desesperante porque no sale con facilidad, la solución: poner el trozo debajo de agua caliente y lijar con grano grueso, sale facilmente y no se deteriora la espuma, al contrario, se le quita el caracter liso que tiene y facilitamos la irregularidad de las paredes de edificios encalados originales.

papel carton pluma

3. Señalamos con lápiz las zonas a recortar, en este caso, nuestra fachada solo tendrá una puerta. Es interesante abrir la forma para que a la hora de fotografiar, la luz pase entre los batientes de las puertas. Si no os quereis marear, no se recorta y simplemente se pegan las puertas al cartón pluma, pero el resultado nunca será el mismo.

forma puerta dibujo

recorte puerta

comprobacion puerta

4. Cogemos un pincel, el más malo y barato que tengamos, ¿Por qué? basicamente son los mas sencillos a la hora de retirarle los pelillos. Gracias a esto, nos queda la forma metálica para mediante presión, realizar tanto la forma de los ladrillos de la pared desconchada, como de la calle que posteriormente realizaremos.

pincel sin pelo

vision pincel

saca de ladrillos

5. Una vez realizados los ladrillos, los pintaremos de un color base. Hemos utilizado el gris. Una vez seco, con la técnica del pincel seco, comenzamos a raspar encima de los ladrillos en el tono que queramos; creo que el más usual y vistoso es el “rojo ladrillo”.

ladrillos en gris

pincel seco en rojo

pincel seco detalle

6. Los ladrillos ya están en tonos rojos y las uniones entre ellos, en gris color cemento, por lo que el resultado es bastante similar al real. Nuestra pared además, estará revestida de unas placas de cemento pintado en blanco, es ese el motivo de las lineas trazadas a lapiz mediante presión, crear la sensación de que encima del ladrillo, hay placas de cemento.

lineas cemento

Dentro de este paso, pintamos todo el muro en tono blanco e intentando en la medida de lo posible sin entrar en la zona de ladrillo, para ello, utilizaremos un pincel fino en las zonas próximas.

pintura blanca

Los surcos que delimitan las placas de cemento de la fachada necesitan cierta oscuridad para  tener profundidad, por lo que los pintaremos en un tono oscuro. Nosotros hemos utilizado el mismo gris que para la capa base de los ladrillos pero diluído en limpiacristales transparente.

pintura gris

7. Se supone que nuestro negocio “La Tijera Feliz”, en su origen estaba pintado en azul cielo, sin embargo, con el tiempo el color se fue perdiendo, aún así, quedan restos. Para conseguir dar este efecto solo tenemos que coger un lapiz de color azul (o del que queramos), y raspar varias veces de forma irregular.

lapiz azul

8. Las letras. Hay infinidad de técnicas para realizarlas, la que yo he utilizado es sencillas: una regla de estas que tienen letras y numeros para rellenar a lapiz. En este caso, las letras hay que rellenarlas con pintura, siempre con el pincel muy seco para que no chorree. El resultado es bastante bueno.

letras la tijera feliz

9. Las puertas. A la hora de la elección de las puertas, simplemente he elegido unas de un kit antiguo sin terminar que tenía por casa. La realización ha sido la siguiente:

-Pintura base en tono marrón

-Tempera negra muy diluida para dar profundidad y oscuridad a los surcos de la madera

-Lapices pastel en tonos rojos, marrones, verdes, negros…etc, dando toques sutiles

-Pincel seco con tonos claros.

pincel seco claro puertas pincel seco pastel

10. Detallar. Una vez realizada la construcción y todo lo que es recortar, pintar, lijar…etc, iniciamos la decoración y los detalles.

Como en el caso de las puertas, he utilizado restos de otros kits, en este caso, restos de unos bajantes y una canaleta para el agua. Ámbos elementos han sido pintados en tono cobre y después envejecido con grises, verdes, blancos y negros.

bajantes de agua

canaletas agua

Otro elemento que según nuestro parecer es bastante interesante a la hora de meter en una construcción antigua o deteriorada son las vigas de madera. Ésta ha sido realizada en un liston de balsa de 3x3mm, muy facil de trabajar. La hemos envejecido de la siguiente forma:

-Raspamos con cuchilla, “destrozando” el listón

-Pintamos todo con tinta china negra

-Con la tinta aún húmeda, pintamos en tono marrón, por lo que el resultado no es uniforme, cambiando los tonos de la madera según la parte

-Utilizamos tonos pastel o lapices de colores para crear los tonos “podridos”

-Pincel seco en tonos claros para sacar las luces

la viga de madera

La puerta se ha envejecido con pigmentos vallejo, en este caso tonos óxidos.

detallar bajantes

Continuamos guarreando la fachada. Tonos verdes en acrílico para las zonas más expuestas a la humedad, es decir, uniones de las placas, zonas bajas, en sombra, con tránsito de agua, grietas… Y reforzamos la humedad rayando negro pastel sobra la parte deseada.

tonos verdes

pastel negro

Un edificio antiguo no es tan antiguo si no está apuntalado. Esta fachada no tiene andamios que soporten la estructura, pero sí grandes clavos que atraviesan la pared. Éstos son muy vistosos porque ¡bajo ellos se escurre el oxido divinamente! Se han realizado con cabezales de arfileres, pintados en tonos tierra y despues oxidados con pigmentos Vallejo.

aguja

detalle general

detalle oxido

11. Y nos ponemos con la calle. El proceso es exactamente el mismo que con el ladrillaje de la fachada. Tomamos un trozo de cartón pluma del tamaño deseado, retiramos el papel y nos ponemos manos a la obra: a adoquinar la calle y realizar las aceras.

Existen mil formas para realizar la decoración de la calla, nosotros adoquinamos y acerado a base de planchas de hormigón, pero para gustos los colores. En una hora puede estar realizado todo el proceso, es laborioso, pero engancha.

elaboracion adoquinado prueba suelo

Realizado todo el tallado de los adoquines pintamos todo el conjunto con una capa base en tonos IRREGULARES, es decir, en tonos que vayan desde el gris hasta el blanco, de esta forma, una vez seco el color base, pasamos a pincel seco el tono gris oscuro, finalizando la realización de los adoquines y recreando la suciedad de las juntas.

Para el acerado, tono negro muy diluido en las grietas, y posteriormente como es habitual, a pincel seco.

pintura base adoquinado suelo general

El resultado es bastante bueno, una calle empedrada, un negocio fallido… solo faltan algunos detalles en cuanto a vegetación, que siempre da un toque. La vegetación, podemos bien comprarla, bien buscarnos la vida (esponja de baño triturada y coloreada, estropajo desmenuzado, musgo desecado…y un largo etc).

general sin vegetacion

El resultado: más que aceptable.terminado

Fotografiar nuestra fachada

Cuando realizamos modelismo estamos reproduciendo modelos reales o imaginarios a escala; el fin, siempre es el mismo, asemejar nuestra obra lo más posible a la realidad, sean aviones, barcos, soldados, edificios, trazados ferroviarios.

Algo desde nuestro punto de vista muy importante y a la vez minusvalorado en muchas ocasiones es la fotografía. Con la luz adecuada podemos conseguir sombras, luces y destacar las zonas que nos intereses. Una manera conocido por muchos pero algo más caras son las cajas de luz.

Os proponemos algo más sencillo: Trípode, cielo y luz natural.

El cielo lo tenemos todos, la luz natural también (todavía es gratis), y el trípode, los hay de todos los precios (los más baratos en los bazares conocidos por todos).

El sistema es sencillo: anclar nuestro modelo a un tripode, y apuntar al cielo (así, evitamos los edificios, antenas, etc). Podemos jugar con las horas del día, la nubosidad, las luces y las sombras, simplemente con cambiar nuestro trípode de posición.

tripode 1  DSC_0213

Hemos realizado una sola fotografía ya que el día no estaba para jugar con nubes al estar completamente despejado, sin embargo, ya se intuye que “La Tijera Feliz”, es un negocio más que acabado.

xccc

nuevooooooooooooooooooo

Nuestros amigos Proletario y el Ferwi, en plena faena

Nuestros amigos Proletario y el Ferwi, en plena faena

Project Details

Tags :