En Diciembre de 1981, el famoso piloto de planeadores Dick Johnson publicó un artículo titulado “A flight test evaluation of the Ventus A” para la revista Soaring Magazine. Dicho árticulo contaba con el encabezado que reproducimos a continuación:

“La palabra ventus significa “viento” en latín, y es el nombre que Klaus Holighaus le dio a su nuevo y magnífico planeador de carreras de 15 metros. Esta elegante aeronave tiene un diseño notablemente avanzado, tanto aerodinámica como estructuralmente. Klaus hizo un uso tan extenso de la fibra de carbono en su nueva ala, delgada y de alto aspect ratio, que parece estar anunciando una nueva tecnología que se aleja de la fibra de vidrio en los diseños de alas de planeadores. Las razones de este emocionante nuevo material para estructuras que llegará a ser popular son que las fibras de carbono son aproximadamente 3 veces más rígidas que el vidrio, un 60% más fuertes y un 22% más ligeras, además el precio es asequible. Es un producto químico producido por la carbonización de fibras sintéticas a altas temperaturas y presión en un ambiente libre de oxigeno. Era prohibitivamente caro para los planeadores cuando se desarrolló por primera vez porque su método de fabricación anterior requería el uso de costosos filamentos de tungsteno sobre los cuales se depositaba el carbono. Los métodos modernos de fabricación han colocado la fibra de carbono dentro de la lista de los materiales prácticos del diseñador de planeadores, y gran parte del uso de esta fibra probablemente se verá en muchos nuevos diseños de planeadores y en casi todos los demás aviones…”

Llama la atención lo acertado de las afirmaciones de Dick Johnson no solo a la hora de preveer las bondades de la fibra de carbono en el sector aeronáutico del futuro (recordemos que data de 1981), sino de reconocer en el Ventus A a un planeador llamado a sentar las bases de una nueva manera de hacer y fabricar, un sistema revolucionario que por primera vez permitiría alas con perfiles más delgados y mayores alargamientos. No se equivocaba.

El Ventus fue un velero producido por la casa alemana Schempp-Hirth entre 1980 y 1994 del que se fabricaron un total de 613 unidades.

Fundada en 1935 por Wolf Hirth con la colaboración de Martin Schempp, para 1938 trasladaría su sede al mismo lugar en que perdura hoy día: Kirchheim-Teck. El primer planeador fabricado en la compañía fué el Göppingen Gö1 Wolf, pensado para crear una alternativa al omnipresente Grunau Baby de la casa Schneider. Sin embargo, el verdadero éxito de ventas que posibilitó el crecimiento de la compañía fue el Goppingen Go 3 Minimoa.

Sede de la compañía Schempp-Hirth en Kirchheim
Göppingen Gö 1 Wolf

Habrían de pasar más de 40 años para que el anteriormente citado Klaus Holighaus, leyenda y Ceo de la compañía por entonces, diseñara el Ventus. Además, entre sus modelos cabe destacar algunos como el Cirrus, Nimbus o Discus.

Gracias a su enorme creatividad y a su personalidad motivadora, Klaus consiguió reunir a un equipo de ingenieros altamente competentes a su alrededor. Todos aportaron conocimientos y dedicación, llevando a la compañía a los más altos estándares de calidad e innovación en los años 70. A pesar del éxito, siempre buscaba formas de mejorar y fué esta búsqueda la que marcó un punto de inflexión al comenzar a contar con la figura de Helmut Treiber, introductor del uso de la fibra de carbono en Schempp-Hirth y uno de los pioneros en el uso de materiales compuestos en la industria aeronáutica.

Klaus Holighaus

Treiber, con la introducción del uso de estas fibras en las estructuras primarias de los planeadores, no solo ahorró una cantidad significativa de peso en los modelos, sino que además ganó una mayor rigidez y una menor torsión de las alas en el vuelo a alta velocidad. Con esto, allanó el camino para la fabricación de perfiles aerodinámicos más delgados y eficientes, lo que llevó a una gran ganancia en rendimiento en el vuelo a vela.

Muy conocidos son los estudios que hizo de los diferentes fenómenos de torsión y flutter en el vuelo de los planeadores, produciendo el famoso video “Flatterfilm” del SB-9. Con estas y otras investigaciones Helmut Treiber desarrolló los principios básicos para la introduccion de estructuras de materiales compuestos en planeadores.

La disminución en el costo de la fibra de carbono durante la década de 1970 permitió entonces la creación del Ventus, un planeador de 15 metros con posibilidad de alcanzar los 16.6 metros al instalar los dispositivos de punta de ala. Dos tipos de fuselaje fueron diseñados para las diferencias de tamaño de los pilotos: el Ventus A para pilotos de hasta 175 cm y el Ventus B con una cabina más amplia y alargada para pilotos de hasta 196 cm.

Tanto el Ventus A como el Ventus B tienen una particular disposición de flaps/frenos heredada de planeadores como el Gasflügel Mosquito, Mini-Nimbus o el Glasflügel h-205. Con este sistema, la mitad interior de cada ala tiene un borde posterior abisagrado similar a una pieza desplegable que mejora la sustentacion. Lo particular de este sistema es que está abisagrado en el centro, no en el frente. Cuando se activa, gira hasta casi 90 grados, con la parte frontal extendida sobre el ala y la parte posterior debajo del ala. Según los test de vuelo realizados por Dick Johnson en 1981, eran algo dificiles de modular en vuelo.

Sistema de flaps/frenos del Glasflügel h-205

Pero sin duda, el nucleo innovador del Ventus fueron sus nuevos y delgados perfiles alares desarrollados por el equipo de Klaus, principalmente gracias a las pruebas en tunel de viento acometidas por Wortmann y Althaus durante más de 2 años. El perfil alar del Ventus oponía una baja resistencia al avance, una elevada sustentación y una característica más, quizá la más curiosa del modelo: minimizar los efectos degradantes de los impactos y adherencia de insectos en el rendimiento del ala y en la modificación del flujo laminar. Esta característica proporcionó un rendimiento superior al Ventus en situaciones de vuelo a baja altura con altas concentraciones de insectos, muy habitual en pistas te tipo hierba.

A continuación, las especificaciones de los Ventus tipo A y B:

Como es habitual en los modernos planeadores, los tanques de lastre del Ventus contienen agua y son de tipo integral situados en el interio del borde ataque del ala. Éstos disponen de “barreras” internas para evitar el desplazamiento lateral del agua cuando están parcialmente llenos. El llenado de los tanques se realiza desde la parte superior del ala y el drenaje está situado a ambos lados del fuselaje. Poseen unan capacidad total de en torno a 160 litros.

Ventus 3

Las raices del éxito del Schempp-Hirth Ventus hasta el dia de hoy hay que buscarlas no solo en la implicación de Klaus Holighaus, sino de un gran trabajo en equipo bajo su liderazgo que dió como resultado el diseño de un avión eficiente, seguro e innovador que perdura en la actualidad gracias a acertadas evoluciones del modelo originario. La historia del vuelo sin motor de los últimos 40 años no se puede entender sin las bases sentadas por un modelo, el Ventus, cuya audacia abrió las puertas a la modernidad.

www.VueloyVela.com

Bibliografía:

https://www.quora.com/Which-plane-has-the-most-unique-speedbrakes

https://web.archive.org/web/20150122101457/http://www.schempp-hirth.com/index.php?id=8

https://en.wikipedia.org/wiki/Schempp-Hirth_Ventus

https://www.schempp-hirth.com/en/company/history/

A. Johnson, R.H., “ A Flight test Evaluation of the Ventus” Soaring ,1981.