En la decada de 1930, un destacado ingeniero aeronáutico natural de Kansas llamado Charles Horton Zimmerman (1908-1996) centró sus investigaciones en nuevas configuraciones aerodinámicas para las aeronaves. Sus estudios dieron lugar a diferentes programas de aviones experimentales y abogó por el concepto de avión con forma de disco.

Trabajó en diferentes proyectos pero fué con la compañia Vought con la que pudo materializar alguno de sus diseños más arriesgados como el Vought V-173, un ala volante discoidal.

En 1938, utilizando modelos a escala guiados por control remoto, pudo comprobar las cualidades en vuelo del que se llamaría Vought V-162. Para entonces, la Marina de los EE.UU ya se interesaba por sus trabajos y ofreció financiar un mayor desarrollo de sus proyecos. En 1939, la documentación, planos y datos del V-162 se entregaron a la Armada y en los primeros años de la decada de los 40 ya se estaban realizando las pruebas en tunel de viento. Su nomenclatura definitiva sería V-173.

Modelo a escala del V-162 para las pruebas radiocontroladas (16/11/1938)

El 23 de noviembre de 1942, el piloto probador de Vought, Boone Guiton alzó el vuelo por primera vez. Un total de 190 pruebas se realizaron en años sucesivos llegando a una conclusión acerca del aparato: era sorprendentemente facil de manejar y poseía capacidades inusitadas de vuelo a baja velocidad. Curiosamente, con apenas 25 nudos de viento se levantaba, por lo que bastaba con que los buques portaaviones de la época alcanzaran esa velocidad para hacerlos despegar.

Sus dos helices de más de cinco métros de diametro obligaban a apoyar esta “ala discoidal” sobre patas extremadamente alargadas. De hecho, el aparato en tierra se encontraba inclinado unos 22 grados, como podemos ver en las fotografías.

La particular forma del Vought V-173 fue la causa de muchos de los avistamientos “Ovni” en la zona de Connecticut en estos años.

Como bien dice la interesante web de temas e historias aeronauticas www.aeropinakes.com , “A mediados de 1930 casi todos los constructores de aviones estaban de acuerdo en algo: el diseño biplano era el pasado, el monoplano el presente y el ala volante el futuro próximo. (…) Paul Karlson, en su libro de divulgación El hombre vuela – Historia y técnica del vuelo, de 1941 (con un prefacio de Ernst Udet) ponía en boca de “un conocido constructor de aviones” (Hugo Junkers) un apasionado alegato del ala volante que dice, entre otras cosas, “Lo único indispensable para volar son las alas y el motor que da la energía; todo lo demás no es más que la expresión de nuestra incapacidad para construir un avión que responda a la sana razón”.

Un ala volante es un avión sin cola en el que el fuselaje y el ala son difíciles de distinguir, de tal manera que toda la superficie de la aeronave sirve para proporcionar sustentación. Históricamente, ha sido defendida como la configuración potencialmente más eficiente de avión desde el punto de vista aerodinámico y de peso estructural. Esto proviene de la idea de que la ausencia de cualquier componente del avión, con excepción del ala, debería reducir el coeficiente de resistencia y la complejidad estructural. Aviones tan conocidos como el bombardero Northrop Grumman B-2 Spirit o el Lockheed F-117 Nighthawk son ejemplos de esta configuración.

En este artículo vamos a hablar de un planeador diseñado en Francia en la década de los 50 por Charles Fauvel y que ya en su designación albergaba inequívocamente su configuración: el Fauvel AV.36, es decir, Fauvel Aile Volante 36.

Charles Fauvel es conocido en el mundo de la aviación como diseñador de planeadores siguiendo la fórmula de “ala volante”. Nació en 1904 en la localidad francesa de Angers, situada en el Valle del Loira. Con apenas 9 años ya construía modelos a escala y a pesar de su temprana pasión por el mundo de la aviación se decantó por realizar estudios de Ciencia y Filosofía latinas, no especializándose en temas aeronáuticos. Sin embargo, en 1923 y tras ingresar en el cuerpo militar, recibiria una beca para formarse como piloto, obteniendo la licencia poco después.

Charles Fauvel

Según se tiene constancia, dos hechos fueron importantes en la trayectoria de Fauvel. El primero, la celebración desde el el 22 de Julio al 11 de agosto de 1925 de la competición de Vuelo a Vela en Vauville, Francia. En esta celebración, además de otros planeadores, se interesó por el diseño del Abrial A-2 Vautour diseñado por Georges Abrial del Instituto Aerotécnico de Saint-Cyr y construido por Louis Peyret. Se sabe que la primera aparición pública de este planeador de lineas similares a las del Vampyr fué en este “festival” en el que ganó el premio a la mayor altitud alcanzada (720 m/ 2360 ft).

Abrial A2 Vautour

El segundo hecho destacado fue que en ese mismo año de 1925, durante su servicio militar conoció a Pierre Massenet, ingeniero aeronáutico y futuro personaje destacado del pais galo. Con él fundó la Aeronautic University Club (CAU), primer club de vuelo a vela en Francia y donde en 1935 volaría por primera vez “Le pou du ciel/la pulga del cielo”, uno de los predecesores de los modernos ULM, popularmente conocidos como “ultraligeros” (MTOW 450kg).

“La Pulga”

Curiosamente, tres años después y gracias a observar un nuevo modelo de Georges Abrial, el Rapace, con sus alas largas y delgadas, tuvo la idea de realizar sus primeras investigaciones en alas volantes. Pensó que la unica forma de reducir la resistencia parasita no era aumentar indefinidamente el alargamiento alar, sino reducir el tamaño del fuselaje e intentar eliminar el empenaje de cola. La novedad de los estudios de Fauvel surge de que no busca “imitar” lo realizado por Horten en Alemania con alas volantes en flecha, sino realizar un perfil sin ésta que asegure la sustentación y estabilidad.

Tras la construcción de diferentes alas volantes motorizadas, habría que esperar hasta el año 1933 para ver volar su primer planeador experimental puro, el AV3. Sin embargo y tras la creación de diferentes aparatos tanto motorizados como no motorizados, su producción se paraliza con el estallido de la IIGM.

AV3

Durante los aciagos años de la contienda ocupó diferentes cargos militares en Marruecos y Francia hasta que poco antes de 1945 se retira del servicio con el rango de Teniente Coronel. Tras desempeñar diferentes funciones en sociedades aeronáuticas colaboraría, retomando de nuevo sus diseños, con la Société Aéronautique du Rhône, donde construye el AV17, una especie de evolución del primigenio AV3. Hemos de decir que todos los modelos de planeadores desarrollados por Charles Fauvel hasta la fecha poseían una característica común, el ala trapezoidal con fuerte estrechamiento.

Habría que esperar al 31 de Diciembre de 1951 para ver surcar los cielos al que sin duda fue su diseño más exitoso: el Fauvel AV36. Distribuido en forma de kit por la casa Wassmer, voló en al menos 16 paises. Es en este modelo en el primero que Fauvel se alejó por primera vez de la citada ala trapezoidal pura al intercalar un ala rectangular central.

Fauvel AV36

Con una envergadura de 11,95 metros, un peso muy bajo en vacío de 120kg/ MTOW 225 kg y un largo de no más de 3 metros, contaba con una particularidad pensada para el transporte. Habitualmente los planeadores han de ser “desmontados”, es decir, las alas han de ser extraidas para su traslado a diferentes aeródromos o lugares de almacenaje. Sin embargo, el Fauvel AV36 estaba construido en una sola pieza y no superaba el tamaño de las carreteras a utilizar, por lo que en ocasiones bastaba con plegar la nariz del fuselaje. La anchura total no superaba entonces los 2,38 metros y la utilización de un remolque era más que suficiente.

El prototipo del Fauvel AV-36 fue construido por Charles Fauvel y su hijo. Ya en las primeras pruebas se comprobó su buena estabilidad longitudinal a pesar de la creencia extendida en la época de que un ala volante debía llevar alas en flecha. Aún siendo estructuralmente más simple y por tanto menos costoso que otro tipo de planeadores, Fauvel siempre defendió que la simpleza no era sinónimo de facilidad de diseño, como recogerían las palabras de otros constructores del kit distribuido por Wassmer del Fauvel AV36:

“Uno no debe creer que con la eliminación de los empenajes, un ala volante sea mucho más simple de lograr que un planeador convencional. La dificultad radica, de hecho, en el desarrollo y la realización de muchos detalles particulares. Los timones de dirección, por ejemplo, que son dobles, han requerido cada uno, debido a la complicada evolución de su borde de salida, una construcción especial particularmente delicada. Obviamente estamos en nuestra primera experiencia en este asunto de “no hacer cola” y creo que puedo decir que finalmente habremos pasado, por más paradójico que parezca, más tiempo para construir un simple “ala” que al construir un vulgar Emouchet…

Existieron muchas reticencias y críticas destructivas a esta nueva fórmula de diseño, basada más en prejuicios que en compromaciones empíricas. A pesar de la hostilidad se contabilizaban para 1966 un centenar de planeadores AV-36.

Manual de montaje del AV36 distribuido por Wassmer

Visto el éxito que alcanzaba el Fauvel AV36, una versión mejorada apareció en 1960. Esta contaba con una serie de modificaciones constructivas como una mayor envergadura (12.78 metros), puntas de ala tipo Hoerner, un fuselaje algo más ovalado y una cabina de vidrio más amplia. Además, se utilizó, acorde a los estudios que iban apareciendo por esos años respecto del flujo laminar, un perfil laminar Wortmann FX-66 H 159.

Es interesante que en la mejora de este aparato se modificaran los recorridos de los alerones para reducir la indeseada “guiñada adversa”. Acerca de este concepto podeis encontrar cantidad de información en internet.

A todo esto hay que sumar la adición de un gancho de remolque en el morro (anteriormente tenía un agarre por cada borde de ataque de las alas) y aerofrenos de tipo Schempp-Hirth.

AV36 en pleno vuelo

Charles Fauvel no fue el único en el diseño de alas volantes pero sí fue el primero en alcanzar el éxito en la búsqueda de una nueva solución sin flecha a los problemas que este diseño inspiraba. Su trabajo influenció a muchos otros diseñadores atraidos por las cualidades de vuelo que sus aparatos alcanzaban. En Inglaterra, Avro, en Alemania, Horten, en los Estados Unidos, Northrop, alcanzaron logros notables en el diseño de este tipo de aparatos, confiando cada uno en fórmulas diferentes.

Fauvel murió el 10 de septiembre de 1979 a la edad de 75 años a los mandos de su avión CAB GY-30 Supercab mientras cruzaba los Alpes.

www.VueloyVela.com

Bibliografía:

https://www.flickr.com/photos/hugh_dodson/

https://www.j2mcl-planeurs.net/dbj2mcl/planeurs-machines/planeur-fiche_0int.php?code=570

http://www.nurflugel.com/Nurflugel/Fauvel/biograph.htm

https://www.vought.org/photo/html/pv-162.html

http://www.papermodelers.com/forum/found-internet/1603-fauvel-av36-glider-1-33-philippe-rennesson.html

https://minijets.org/fr/0-100/microturbo-eclair/fauvel-a45-01r

http://aviadejavu.ru/Site/Crafts/Craft33592.htm

http://www.leparisien.fr/val-d-oise-95/garges-les-gonesse-95140/le-premier-club-de-vol-a-voile-de-france-etait-a-garges-13-11-2015-5273363.php