Hace poco me hice con un ASW 17 de la casa FMS. Fundada en enero de 2007, al parecer ha tenido una importante expansión ya que ha pasado de 20 empleados a 150 y de tener un espacio de producción de unos 1000 m² a una fábrica de 8000 m². Está ubicada en Dongguan, China, una urbe al sur del país con más de 8.000.000 de habitantes.

La expansión de la marca se refleja en que desde aproximadamente 2010, han sacado una media de dos nuevos modelos por mes y que éstos no son simples copias de modelos ya existentes, sino (a mi parecer) modelos con buena calidad y que sobretodo prestan atención al detalle.

Hablemos del ASW17.

Según me he podido informar FMS le encargó el diseño del corcho a Daniel Aeberli, campeón mundial del GPS World Champion con un ASW17S y creó para el fabricante el primer planeador de alto rendimiento en EPO de la compañía. Este piloto es uno de los socios de CHOCOFLY, fabricante de planeadores a escala y miembro del Chocoflypilots, un grupo de pilotos de planeadores de competición. Este es el motivo (que desconocía) de que la decoración de la deriva del ASW17 de FMS sea eso de Chocofly.

El aeromodelo, fabricado en EPO, cuenta con una envergadura de 2500mm y viene equipado con un motor Predator 3541-750kv que hace que se pueda lanzar con facilidad ya que practicamente trepa en vertical con una Lipo 4S (yo le tengo metida una de 1800mAh y 60C). Por su parte, el variador es un Hobbywing Predator 40ESC. Posee cono autoventilado y diferentes puntos de ventilación, como aberturas alrededor del motor, una rejilla bajo la zona de la cabina y un orificio justo delante del tren de aterrizaje, que es fijo. En el primer vuelo comprobé la temperatura del motor y variador al tacto y estaban como antes del despegue.

Los servos que monta son 6 digitales de 17g de piñonería metálica. Dos para flaps, dos para alerones y los respectivos servos para profundidad y dirección.

En la publicidad de todas las webs que consulté antes de comprarlo, dicen literalmente: “Los estabilizadores de ala, verticales y horizontales están diseñados con una estructura de encaje. Con un simple chasquido, las superficies se adhieren al fuselaje con precisión milimétrica, ¡no se necesitan tornillos ni pegamento! ¡Construye el avión en tan solo 3 minutos!

Y es verdad. El avión es un PNP, lo sabemos, pero en el que no hay que molestarse ni en enchufar cables ya que cuenta con conectores autoenchufables al encajar las dos semialas. El conjunto de la deriva igualmente, encaja con un “clic” por lo que es muy comodo a la hora de desmontarlo.

Un detalle importante que vereis en la siguiente imagen es que la propia caja del velero cuenta con un apoyo para el montaje, es decir, puedes transportar el ASW17 y utilizar la caja como soporte de montaje en el campo de vuelo. Eso sí, es una caja voluminosa. Lo unico que se necesita hacer antes de volar es montarle las dos barras de acero que van con rosca y le dan el diedro a las alas.

Las alas poseen una barra de carbono que les da bastante rigidez y barras de acero en flaps y alerones. Tiene algunos detalles interesantes que protegen puntos facilmente golpeables del modelo, como la punta de flaps en la zona cercana al fuselaje y el borde de ataque, que están protegidos con plástico.

Al levantar la cabina, existe un espacio considerable para poner batería y receptor en los velcros que vienen preinstalados.

El estreno lo hice un dia de mucho viento, con piruetas varias y el velero ni se inmutó, por lo que las sensaciones han sido buenas. Es un velero que sorprende.

www.VueloyVela.com